Perdona Mujer |Ullari|Ecuador

Perdona mujer la ausencia

y el no poder amarte aunque no quiera

perdona el calor que no te entrego

y tu dulce mirada que me llevo

perdona aquellos besos arrancados

que ahora solo quedan de recuerdo

yo tengo que hallar en otras flores

el aroma que me llene y enamore

Hoy me marcho y en vos queda

la ternura

con que hablamos tantas tardes

que se mueren

cuando en un sueño perduran

las promesas que hicimos

perdona mujer

Perdona mujer el olvidarte

mientras tú mi calor aun mantienes

y perdona sobre todo el no mirarte

pues tus bellos ojos tristes, me lastiman

te propongo que los momentos vividos

los conserves como yo en las pupilas

y la vida por la que siempre luchamos

por mi amor y por tu amor, tenga sentido

Hoy me marcho y en vos queda

la ternura

con que hablamos tantas tardes

que se mueren

cuando en un sueño perduran

las promesas que hicimos

perdona mujer

de: Ullari

voz: Patricio Sarmiento Reinoso


Canción del grupo Ecuatoriano Ullari

Anuncios

Quédate | Laura Moya

 width=

Sopla sobre mis labios mudos tu aliento, dejando con él una bandada de besos sencillos, con los que pueda sentirte a cada instante de mi existencia tardía.

Toma mis manos y en cada una de sus líneas misteriosas riega un poco de las inspiración de las tuyas, para así evocar los versos más profundos, las letras mas hermosas en cada estación donde tengas que marcharte a meditar en las estrellas.

Acaricia sutil y libremente mi piel, deja en ella inscrita tu leyenda, talla fina y dulcemente tus memorias en los eslabones de mi columna vertebral, plasma en las vertientes de mi silueta tu nombre, para sentir tu respiración palpitando en mi interior, para ver tu huella no solo perpetuada en mi mente, sino también en mi cuerpo.”

Facebook ©Laura Moya


Cruzo el silencio | Francisco Castel | España

 width=

“Cruzo el silencio mohoso de la tarde
con las manos deshechas de hojear
las orillas secas de tu playa sin mar.
Los cangrejos resuelven crucigramas
apostados en rocas agrietadas
y el sol se ha desmayado sin causa
en el horizonte de mercurio,
que se dilata como una sombra,
serpenteando las esquinas de tu boca.
Sin resuello, apuro el paso
y la sed ahoga mis versos
en la hiel de árboles calcinados
por la desidia y la sospecha.
Dime, ¿qué fue antes?
¿las lágrimas o el sentimiento?
A veces los grillos cantan
para encontrar un motivo
sin atinar la razón del concierto.
No trates de explicar tu tristeza,e
n ocasiones es un secreto,
impracticable, reservado,
saber por qué llueve
cuando el sol ha muerto.”

España ©Francisco Castel


Sin nada que perder | María de la Fe Álvarez | Argentina

 width=

Me muero de ciudad en voz pasiva
desdibujando a solas sus rincones
recupero el color de los malvones
entramado de un sueño a la deriva.

Acaso esta nostalgia sobreviva
y le imponga a la lluvia sus razones
y cambie con un as de corazones
este afán de Malena siempre altiva.

Sin nada que perder sólo reclamo:
los versos deshojados de un poeta
que alguna vez lloró por sus esquinas.

Abril está al final cuando te amo
cuando su luz se filtra en mi paleta
invitando a bailar a las Meninas.”

ARGENTINA ©María de la Fe Álvarez


VIDENTE | Pablo Rivera | COLOMBIA

 width=

“La música dolida
salía del piano
generoso, prodigioso…
clamando la espesura
del tic tac recurrente
que unas manos virtuosas
extendían por sus teclas
recordando la ciudad
que detuvo su algoritmo
en los acordes de un vals,
“Viena en otoño”
y tu gemela mía
caminabas abrigada
en tu mink oscuro
por las enredaderas del tiempo
perdida en el sueño
que solo la clepsidra reconoce,
eras el aroma helado
que detuvo su fluir
en el recuerdo de otra vida
desplegando su imagen
en el cinematógrafo
de los ojos de un vidente
que escribe versos en la noche.”

COLOMBIA ©Pablo Rivera